Síndrome de Estocolmo: Vínculo afectivo por su secuestrador

El Síndrome de Estocolmo es un estado psicológico donde la víctima de un secuestro, desarrolla un vínculo afectivo hacia su secuestrador. Este aparece como un mecanismo de defensa inconsciente, que busca una identificación con el agresor para así evitar ser lastimado.

En muchas ocasiones, el vínculo afectivo que desarrollan las personas con síndrome de estocolmo hacia su agresor, es tan fuerte que ellos terminan ayudándolo a alcanzar sus fines o hasta evadir a la policía.

Generalmente, quienes tienen este síndrome desarrollan sentimientos positivos hacia sus secuestradores, y muestran miedo e ira contra las autoridades que traten de detenerlo o dañarlo.

Para muchas personas desarrollar un vínculo afectivo hacia quien lo secuestra parecer ser algo irracional. Sin embargo, es importante reconocer que este síndrome se origina de manera inconsciente y es más bien un mecanismo de defensa, donde la víctima actúa para proteger su vida.

Comparte este artículo:

También puedes leer:   ¿Por qué algunas mujeres son maltratadas por su pareja y no se separan de ellos?

Dejar un comentario