¿Qué son los cálculos renales y cómo afectan a la sexualidad?

Los cálculos renales, comúnmente conocidos como piedras en los riñones, son masas sólidas compuestas de pequeños cristales, que se forman en el riñón cuando la orina tiene un alto contenido de ciertas sustancias.

Estos pueden ser tan pequeños como del tamaño de un grano de arena o tan grandes como una pelota de golf, pueden ser lisos o irregulares, y pueden presentarse solos o en grupo. Existen diferentes tipos de cálculos renales, atendiendo la causa que lo origine.

Los cálculos renales pueden quedarse alojados en el riñón, en los uréteres, en la vejiga o en la uretra, así como también pueden desprenderse e ir bajando a través del tracto urinario.

La intensidad de los síntomas dependerá del tamaño del cálculo, pudiendo provocar:

  • Dolor o cólico nefrítico.
  • Dificultad al orinar.
  • Presencia de sangre en la orina.
También puedes leer:   ¿Qué es el Síndrome de Hikikomori y cómo afecta la vida sexual?

No obstante, en algunos casos los cálculos pueden ser eliminados a través de la orina sin causar síntomas ni dolor.

Los cálculos renales pueden afectar a cualquier persona, siendo más frecuente en hombres y personas sedentarias. Se estima que entre un 10 y un 12% de la población sufre algún episodio de esta enfermedad en algún momento de su vida.

Para obtener el diagnóstico, el médico indicará análisis de orina y sangre, con el fin de observar los niveles de las sustancias relacionadas.

Los cálculos renales son mucho más comunes de lo que las personas piensan, sobre todo porque su principal factor de riesgo es no tomar suficiente líquido, hábito que caracteriza a una gran parte de la población.

Es de suma importancia acudir a un especialista si se detectan anomalías en el organismo, para así poder identificar temprano cualquier condición que pudiera afectar la calidad de vida y la salud en general.

También puedes leer:   ¿La circuncisión ayuda al hombre a sentir más placer?

Rexpuestas en Youtube

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *