¿Qué hacemos si nuestro adolescente se fue de la casa?

Durante la adolescencia surgen muchos conflictos entre padres e hijos que pueden hacer que estar en casa sea un problema para los más jóvenes, y decidan que independizarse del hogar familiar es la decisión correcta para solucionar sus problemas y poder llevar una vida tranquila. Normalmente, esta decisión la toman porque sienten un rechazo a la autoridad de sus padres ya que se encuentran en una fase de transición entre ser niños y ser adultos.

Normalmente, esta decisión de irse de la casa siendo adolescente surge por un comportamiento rebelde, pero hay que tener claro que un hijo no se vuelve rebelde de la noche a la mañana. La rebeldía va alimentándose día a día en los conflictos que tiene con sus padres y que, creyéndose victorioso se ve más fuerte que ellos. En estos casos los padres tienen la obligación de imponerse en lo que respecta a la educación de sus hijos y formar su carácter.

También puedes leer:   ¿Las mujeres con senos grandes sienten más placer sexual?

Anualmente millones de adolescentes en todo el mundo se van de sus casas. La mayoría vuelve a la casa después de una semana, pero el tiempo fuera de la casa se relaciona con la edad del adolescente, mientras más jóvenes menos duran fuera. Cuando un adolescente se va de la casa, les dice a los padres que no están haciendo su trabajo de crianza correctamente, o que el ambiente familiar no es sano. Hay que tomar en cuenta y estar pendientes cuando un adolescente amenaza con que que se irá de la casa. Es mejor prevenir que lamentar.

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *