¿Qué es la pornosexualidad y cómo afecta a las personas?

La pornografía es la exhibición de contenidos sexuales, en forma explícita, con la intención de excitar o promover el deseo sexual.

Para una persona pornosexual, esta se convierte en el único modo de excitarse y obtener gratificación sexual, anulando así la posibilidad de que establezca una relación íntima con una persona en la vida real.

Es por esta razón que se señala la pornosexualidad como un fenómeno emergente en el que la orientación sexual está vinculada solamente a la pornografía.

Algunos de los motivos por los que una persona se inclina por ser pornosexual son porque:

  • Se siente más seguro por el anonimato que le brinda estar tras una pantalla.
  • No se expone a ser discriminado o rechazado sexualmente.
  • Tiene actividad sexual en el momento que lo desee.
También puedes leer:   ¿Es recomendable mantener una amistad con la ex-pareja?

Sin embargo, la pornosexualidad, más que considerarse una nueva tendencia de preferencia sexual, tiene que ver con un comportamiento aprendido ligado con una adicción a la pornografía.

Por tanto, es de esperarse que genere efectos negativos, tanto en el bienestar general como en la salud sexual.

Algunas de sus consecuencias son:

  • Afecta la estructura y funcionamiento del cerebro, aumentando la probabilidad de adicción.
  • Obstaculiza el desarrollo de habilidades sociales para formar relaciones sanas e íntimas.
  • Disminuye la sensibilidad del cerebro.
  • Aumenta la probabilidad de padecer trastornos o disfunciones sexuales.

Los hombres son más propensos que las mujeres a convertirse en pornosexuales, ya que son más propensos a consumir estos contenidos. Sin embargo, se pueden presentar casos de mujeres que adopten este hábito, pero oculten sus preferencias por temor a ser señaladas.

También puedes leer:   ¿Puede el feminismo afectar la superación profesional de la mujer?

Y es que con frecuencia, la pornografía es considerada como asunto de hombres, dando a entender que ninguna mujer disfruta de estos contenidos.

Cuando algo entorpece la relación con el mundo real e impide establecer un vínculo de intimidad con otra persona, no es positivo ni es saludable, por lo que es necesario reconocerlo y ponerle un alto.

La pornografía es una herramienta que puede ser usada a favor o en contra de la vida sexual. No obstante, cuando se hace un mal uso de esta, las secuelas pueden ser graves, llegando a afectar la calidad de vida.

Rexpuestas en Youtube

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *