¿Qué es la orquitis y cuáles son sus causas?

La orquitis consiste en la inflamación de los testículos, ya sea de un solo lado o en ambos. Generalmente se manifiesta a través de la inflamación del escroto, que es la bolsa de piel que cubre a los testículos, lo cual también genera enrojecimiento y dolor.

En algunos casos no solo afecta al testículo, sino que se extiende al epidídimo, que es donde se maduran los espermatozoides. Cuando la inflamación afecta tanto al testículo como al epidídimo, se le conoce como Orquiepididimitis.

Si el hombre tiene un comportamiento sexual de riesgo, tiene mayor posibilidad de padecer orquitis, ya que las múltiples parejas lo exponen a una mayor cantidad de microorganismos relacionados o no, con las infecciones de transmisión sexual.

Además de la inflamación y dolor, la orquitis suele provocar manchas rojas, acumulación de líquido y endurecimiento del testículo, por lo que aumenta la sensibilidad al tacto cuando se toca el testículo.

La orquitis puede ser diagnosticada a través de un examen o exploración física, que permite identificar si los testículos están agrandados y sensibles, así como la inflamación de los ganglios en el lado afectado.

También se confirma a través de la ultrasonografía escrotal Doppler, para descartar torsión testicular ante un cuadro clínico confuso, y pueden hacerse exámenes de orina y de secreción del pene, en caso de que exista.

También puedes leer:   ¿Los ronquidos son normales en los niños y niñas?

Ante cualquier dolor en uno, o en ambos testículos, o del escroto, es importante consultar un urólogo, ya que es necesario un diagnóstico correcto y a tiempo para prevenir complicaciones. Luego del diagnóstico, se debe seguir el tratamiento indicado y guardar el reposo recomendado para una recuperación exitosa.

Comparte este artículo:

Dejar un comentario