¿Qué es la colonoscopia y por qué se realiza?

El colon es la última porción del aparato digestivo. Consiste en un tubo largo y hueco que se encarga de producir y almacenar las heces, además de extraer de estas agua y sal antes de que sean eliminadas del cuerpo.

Existen diversos trastornos que pueden afectar su capacidad para funcionar adecuadamente, siendo necesario realizar procedimientos o estudios que permitan obtener un panorama general del mismo, como la colonoscopia.

Para realizar una colonoscopia es necesario que el intestino esté bien limpio de restos fecales, por lo que antes de realizarla el médico indicará algunas medidas para prepararlo, como el uso de enemas y laxantes.

De igual forma, es recomendable evitar comer alimentos sólidos los días previos al procedimiento, ingiriendo solo mucho líquidos claros, como agua, té o caldo.

Durante la colonoscopia, es posible que la persona se duerma por los efectos de los medicamentos. De no ser así, podría experimentar una presión a medida que el colonoscopio va entrando.

También puedes leer:   Comportamientos sexuales de riesgo

En algunos casos, puede también sentir cólicos breves y dolor, por los gases que se introducen con el instrumento utilizado. Los cólicos pueden continuar presentándose hasta después de realizado el examen, además de distensión y mal del estómago, pero desaparecen al poco tiempo.

La colonoscopia es la prueba más completa disponible para detectar y prevenir el cáncer de colon, y tomando en cuenta que este puede afectar a cualquier persona, lo mejor es prevenirlo mediante exámenes regulares.

La edad recomendada para la primera colonoscopia es a los 50 años, y a partir de esta edad, se debe repetir regularmente cada 10 años. No obstante, el médico la indicará de ser necesario.

Información completa en este video:

Rexpuestas en Youtube

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *