¿Qué es el útero en retroversión?

El útero es el órgano que alberga al bebé cuando la mujer está embarazada y se encuentra en la pelvis femenina, entre la vejiga y el recto. Al igual que otros órganos sexuales puede tener daños o defectos que impiden la buena salud de la mujer y traer graves consecuencias. Uno de ellos es cuando está en retroversión.

El útero retroverso es una condición muy común que afecta a cerca de tres de cada diez mujeres en la adolescencia. Ocurre cuando el útero (matriz) de una mujer se inclina hacia atrás en vez de hacia delante. Comúnmente se denomina “útero ladeado”.

El problema también puede ocurrir por el debilitamiento de los ligamentos pélvicos en el momento de la menopausia. El agrandamiento del útero también puede ser causado por un embarazo o un tumor. Sin embargo, muchos se preguntan a qué se debe esa condición.

También puedes leer:   ¿Por qué a algunas mujeres le sube la presión durante el embarazo?

Existen varias reacciones de las mujeres con este tipo de útero, algunas se quejan de dolor en la región de espalda y en la pelvis, que es mayor en el período premenstrual; otras, sin embargo, sienten una sensación persistente de estirar hacia abajo, sufriendo unas relaciones sexuales dolorosas. También pueden sufrir estreñimiento, irritabilidad, malestar estomacal, entre otros síntomas asociados.

Pero como la principal función del útero es mantener vivo y asegurar el desarrollo del bebé, existe la duda de si una mujer con el útero en retroversión puede quedar embarazada.

Luego del embarazo, por lo general, los síntomas que sufren las mujeres con este tipo de útero tienden a mejorar ya que el órgano tiende a enderezarse, hasta tomar una posición más normal.

Es importante saber que la retroversión uterina puede producirse también como consecuencia del propio embarazo. En estos casos, en cambio, el útero suele volver a su posición normal una vez que el feto está desarrollado. Entre las semanas 10 y 12 de embarazo, el útero suele volver a su posición vertical. En caso contrario, estaríamos antes un caso de útero en retroversión persistente.

También puedes leer:   ¿Las adolescentes tienen mayor riesgo de contraer ITS?

Lo recomendable en cualquier caso es consultar de manera frecuente con el ginecólogo para comprobar la situación del útero a través de una sonografía.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *