¿Qué es el Síndrome de Bridas Amnióticas y cómo afecta al feto?

El Síndrome de bridas amnióticas o de bandas amnióticas consiste en un grupo de defectos de nacimiento que ocurren cuando las hebras de un saco lleno de líquido amniótico se enredan alrededor de partes del bebé dentro del útero, pudiendo afectar:

  • La cara.
  • Los brazos.
  • Las piernas.
  • Los dedos de las manos o de los pies.

Es considerado un padecimiento fetal raro, no hereditario, que puede provocar anormalidades que están presentes en el momento de nacer el bebé.

El Síndrome de bridas amnióticas puede ocasionar diferentes defectos al bebé al momento del nacimiento dependiendo de cuáles partes del cuerpo son las afectadas.

Por ejemplo, si se trata de una banda enredada alrededor de un miembro, como el brazo o la pierna, puede que este sea completamente amputado.

También puedes leer:   ¿Cómo se trata la resequedad vaginal?

Si se coloca cruzando la cara, esta condición puede originar labio y paladar hendido. En muchos casos, también puede provocar el padecimiento de pie equinovaro, así como abortos cuando se enreda en el cordón umbilical.

La recuperación del bebé dependerá de la gravedad de la afección. No existen dos casos iguales de este síndrome, los síntomas dependen de la gravedad de la afección, atendiendo a:

  • Lugar de fijación de las bandas amnióticas en el cuerpo del bebé.
  • Grado de constricción de las bandas.
  • Número de zonas afectadas.

Es necesario que todos los casos de bandas amnióticas sean monitoreados cercanamente durante el embarazo para detectar cualquier aumento en la severidad del problema.

No existe una forma de prevención para este síndrome, pero es posible identificar ciertos riesgos asociados en el embarazo que alerten de que debe ser vigilado.

La asesoría genética y el diagnóstico prenatal permitirán mayor conocimiento sobre el desarrollo del embarazo, así como su posible pronóstico.

También puedes leer:   ¿La circuncisión ayuda al hombre a sentir más placer?

Rexpuestas en Youtube

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *