¿Qué es el sexo bondage y cuándo resulta peligroso?

El sexo bondage es una práctica sexual en la que se utilizan ataduras y se inmoviliza a la pareja. Básicamente, consiste en atar a la otra persona de manera parcial o total, con el propósito de generar placer sexual a través de la dominación y la entrega.

A diferencia del sadomasoquismo, donde existe el dolor, en el sexo bondage no se utiliza el dolor como fuente del placer. El punto está en que la persona atada no puede moverse, por lo que está en completa disposición sexual para su pareja.

Quienes lo practican, aseguran que la satisfacción se encuentra en:

  • El placer de entregarse sin reservas.
  • Al hacer realidad sus fantasías sexuales.
  • El tener sexo sin sin restricciones ni inhibiciones.

El sexo bondage no es algo novedoso, pero a raíz de ciertas películas y contenidos que han sido publicados en los últimos años, ha tenido un gran auge en todo el mundo.

Sin embargo, como es de esperarse, el inmovilizar a una persona conlleva grandes riesgos, por lo que en cierto punto el sexo bondage puede tornarse peligroso.

El sexo bondage es una de las tantas prácticas que existen para estimular la vida sexual. No obstante, es fundamental que exista respeto mutuo en la pareja, así como un elevado grado de confianza, para que realmente este resulte en una experiencia agradable y placentera.

También puedes leer:   ¿Qué es la mecanofilia y cómo se manifesta?

También, es vital informarse sobre los riesgos y las medidas de lugar, para preservar la seguridad e integridad de ambos.

Información completa en este video:

Rexpuestas en Youtube

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *