¿Qué es el humo de tercera mano y cómo afecta a los niños?

Siempre se ha debatido acerca de los efectos negativos que fumar produce sobre la salud, así como las secuelas que provoca en los fumadores pasivos o de segunda mano, que son aquellos que conviven o pasan mucho tiempo con los fumadores, por lo que constantemente están expuestos al humo del tabaco, inhalando los productos.

Sin embargo, los científicos han encontrado que no solo la exposición directa a estas sustancias resulta perjudicial, sino que también cuando estas partículas se adhieren a distintos objetos y superficies representan un gran peligro, sobre todo para los niños.

En estos casos se le llama humo de tercera mano, y se asocia con un mayor riesgo de padecer:

  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Accidentes cerebrovasculares.
  • Daños en distintos órganos, como los pulmones y el hígado.
  • Cáncer.
  • Resistencia a la insulina.
  • Enfermedades respiratorias.
También puedes leer:   Adultos que no aceptan la sexualidad de los adolescentes

Por tanto, no solo es tóxico respirar el humo de alguien que fuma, sino que esa especie de humo invisible que se queda adherido a la piel, el cabello, la ropa o incluso los muebles de la casa, manifestándose con un olor penetrante, también afecta gravemente el bienestar de las personas.

Ante estos resultados, es evidente que para proteger a los niños de los efectos del tabaco, no es suficiente con fumar solo cuando ellos no están presentes, ya que en cierto modo todo el ambiente queda contaminado.

Es de suma importancia hacer conciencia en esta realidad e intentar, en la medida de lo posible, abandonar el hábito de fumar por la salud propia y la de los demás.

Rexpuestas en Youtube

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *