¿Qué es el hidrocele y cuáles son los síntomas?

El escroto es la bolsa que cubre y aloja los testículos, que son los órganos encargados de producir los espermatozoides y las hormonas masculinas. Puede ser afectado por diversas enfermedades, siendo las más comunes la inflamación de los testículos, presencia de várices, acumulación de líquido y otras.

Este último caso recibe el nombre de hidrocele y consiste en una acumulación patológica de líquido seroso dentro de la bolsa escrotal, que puede ser provocado por diversas razones.

El hidrocele puede presentarse en uno o en ambos lados. Generalmente no provoca síntomas ni dolor, pero en caso de presentarse tienen que ver con una sensación de pesadez y molestias por la hinchazón testicular. Cuando se desarrolla en niños, habitualmente se presenta un bulto pequeño en el escroto que a lo largo del día de va volviendo más grande y tenso.

Una de las mayores inquietudes respecto al hidrocele, es si este podría afectar o no la fertilidad masculina, debido a la zona que afecta.

A través de un examen y exploración física es posible obtener el diagnóstico del hidrocele, sobre todo al identificar la hinchazón del escroto sin presencia de dolor.

El especialista utiliza una linterna para alumbrar el escroto y así determinar si realmente se trata de un hidrocele, ya que si luce lleno de un líquido transparente se iluminará, pero en caso de que no podría tratarse de otra afección. Las ecografías funcionan como mecanismos para confirmar el diagnóstico y así emplear el tratamiento adecuado.

También puedes leer:   ¿Por qué las mujeres compiten y se envidian entre sí?

Es de suma importancia que el hombre se realice revisiones médicas rutinarias para detectar cualquier anomalía con rapidez y así disminuir los riesgos de otras complicaciones. Por lo general, los hidroceles no son dañinos y sólo se tratan cuando causan molestia o infección.

Sin embargo, poder identificarlos rápidamente es lo que permite que las expectativas y probabilidades de cura sean exitosas. Ante la presencia de cualquier alteración se recomienda visitar de inmediato al médico.

Comparte este artículo:

Dejar un comentario