¿Puede una mascota llenar el vacío de un hijo?

Según un estudio realizado por el equipo de la psiquiatra Sandra Baker, de la Universidad Commonwealth en Virginia, Estados Unidos, tener un animal en casa produce un aumento en las ondas cerebrales asociadas a la relajación y una disminución en los niveles de estrés de las personas.

Además, diferentes terapias psicológicas utilizan a los animales para conseguir que las personas expresen sus sentimientos o creen buenos hábitos, lo que los convierte en factores de protección psicológica y de bienestar emocional.

Sin embargo, a pesar de las ventajas que puede proporcionar tener una mascota, es necesario definir si tener una mascota es suficiente para llenar el espacio que deja la ausencia de los hijos.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

También puedes leer:   ¿Es recomendable vacunar contra el VPH a niños menores de 10 años?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *