¿Publicar en las redes solo fotos de los hijos podría ser obsesión?

Vivimos en la Era tecnológica, donde todo se publica en internet y poco queda en la intimidad. Es así como el comportamiento de las personas en las redes sociales revela mucho sobre su vida, sus intereses y su cotidianidad. Tal es el caso de aquellas que publican diariamente sobre su amor desmedido hacia los hijos, y viven subiendo fotos de estos.

Ser padre o madre es una experiencia maravillosa, pero muchos llegan a obsesionarse con sus hijos y lo expresan en las redes, porque publican solo contenidos que reflejan su amor obsesivo.

En las redes sociales, un gran número de padres, especialmente los primerizos, tienen a su hijo de foto de perfil, todo lo que escriben es relacionado con ellos, y publican constantemente fotos de todo lo que hace el niño, lo que para sus conocidos podría llegar a resultar molesto o incómodo.

Esto no quiere decir que publicar sobre el amor de padres sea inapropiado, pero cuando se hace de manera descontrolada y excesiva, hasta llegar al punto de ser el único tema de conversación, es importante revisar si no se están dejando de lado otros aspectos de la vida que son vitales para el equilibrio emocional.

Publicar contenido y fotos de los hijos en las redes sociales es también una práctica que puede resultar peligrosa, cuando no se toman las medidas adecuadas. Todo lo que se publica en internet, es público y cualquiera puede usar ese contenido para dañar a su dueño.

También puedes leer:   ¿Qué es la vaginosis bacteriana y cómo afecta la salud femenina?

Pueden darse casos de secuestros, robos o extorsión cuando a través de las fotografías se revela el centro de estudio del niño o niña, o ser víctimas de bullying ya que otros pueden tomar la foto y burlarse de ella.

Antes de publicar hay que analizar si realmente vale la pena subir la fotografía y verificar proteger la privacidad del niño y de la familia.

Las redes sociales son comunidades donde las personas tienen la libertad de publicar lo que le gustan, sus intereses, sus ideas y sentimientos. Sin embargo, cuando se presentan comportamientos obsesivos, es necesario reflexionar y buscar ayuda psicológica si es necesario.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Ir arriba