¿Por qué los padres no entienden que sus hijos tienen sexualidad?

Educar a los hijos sobre sexualidad es responsabilidad de los padres. Sin embargo, la triste realidad es que muchos padres no se atreven a hacerlo por temor a que sus hijos se inicien sexualmente, y a otros se les hace difícil entender que sus hijos también tienen sexualidad.

Desde muy pequeños, a los niños les interesa aprender cosas sobre sus propios cuerpos. Perciben las diferencias que existen entre niños y niñas y sienten una curiosidad natural sobre el tema. Los padres pueden promover el desarrollo de sentimientos saludables sobre el sexo si responden a las preguntas de sus hijos de una forma adecuada y adaptada a su edad.

Los padres deben utilizar los nombres correctos y científicas para referirse a las partes íntimas, vulva y vagina para los genitales femeninos y pene y testículos para los genitales masculinos. Esas palabras se deben decir con naturalidad, de ese modo, los niños aprenden a utilizarlas con total normalidad, de forma directa y sin vergüenza, lo que ayuda a que los niños y niñas identifiquen que sus genitales son partes privadas que deben cuidar y proteger para prevenir el abuso sexual.

Cuando un niño adquiere información sobre temas sexuales, lo más probable es que le surjan muchas preguntas. Por lo que los padres deben estar abiertos a dialogar con sus hijos y a contestar sus preguntas, si realmente desean que sus hijos entiendan la sexualidad con sus propios valores familiares y que puedan nivelar las informaciones exageradas y distorsionadas que reciben del medio en que viven.

También puedes leer:   ¿La homofobia en hombres revela una homosexualidad escondida?

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Ir arriba