¿Por qué la mayoría de las asistentes virtuales son femeninas?

Unas de las grandes herramientas que ha dado lugar la tecnología son las famosas asistentes virtuales, quienes son diseñadas a partir de un software para ser capaces de realizar acciones que se les ordenan, de responder inquietudes acordes a su programa e incluso de entablar conversaciones con personas.

A pesar de resultar excelentes recursos para la productividad, despierta el interés el hecho de que la mayoría de estos asistentes virtuales son del sexo femenino, caracterizadas por una voz sensual y atractiva que llama la atención de todos, sobre todo de los hombres.

Destacan en esta industria los avatares femeninos de sonrisa permanente y algunos hipersexualizados, haciendo que la forma femenina esté en todas partes del mundo tecnológico, promocionada como atractiva, servicial y a las órdenes de los demás.

Algunos denuncian que se trata de un sesgo de género y un ataque sexista, aludiendo que se usan voces de mujer porque las tareas son consideradas femeninas, como tomar llamadas y recados.

Sin embargo, por otro lado, hay quienes indican que tiene que ver con la aceptación generalizada de la voz femenina, por lo que es más fácil encontrar una voz femenina que le agrade a todos, que una masculina.

La mujer por naturaleza tiende a ser más apacible, considerada y empática, razón por la cual suele ser preferida para puestos donde exista contacto con otras personas.

También puedes leer:   ¿Por qué hay personas que aman y no lo demuestran?

No obstante, es necesario reconocer que los hombres también pueden desarrollar con éxito esta labor. Las ocupaciones no tienen sexo.

Se debe luchar contra el sexismo y el estereotipo que coloca a la mujer como un ente promotor de un producto, sobre todo cuando lo que se vende es su cuerpo y sexualidad.

Comparte este artículo:

Dejar un comentario