¿Por qué hay adolescentes que se sienten culpa después de masturbarse?

La masturbación consiste en la autoestimulación sexual de los genitales, y puede ser practicada por hombres y mujeres durante toda su vida, independientemente de si tienen pareja o no. Como este tema entra en conflicto con los conceptos morales y religiosos de muchas personas, la masturbación se ha tratado como un tema delicado y tabú.

Usualmente, la curiosidad marcada por la masturbación se manifiesta durante la adolescencia, cuando los cambios físicos y hormonales, despiertan el interés de los adolescentes por su cuerpo y las sensaciones que les produce la autoexploración. Sin embargo, por las controversias que giran alrededor de esta práctica, para muchos adolescentes masturbarse se convierte en un acto penoso, que los avergüenza y los hace sentir culpables.

A través de la historia, masturbarse ha sido considerado como algo “sucio”, y durante el siglo 18 se decía que producía ceguera, parálisis, cansancio continuo y locura. Para eliminar este tipo de creencias, la Organización Mundial de la Salud define la masturbación como una actividad completamente saludable.

También puedes leer:   ¿Cómo ha evolucionado la sexualidad a través de las generaciones?

Cuando la masturbación va acompañada de ansiedad y culpa es recomendable que se trate con un psicólogo, para identificar si estos sentimientos se deben a algún conflicto interno o si es el resultado de una educación sexual incorrecta, que condena la masturbación como una práctica dañina y moralmente incorrecta.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

1 comentario en “¿Por qué hay adolescentes que se sienten culpa después de masturbarse?”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *