¿Piropear a una mujer es acosarla sexualmente?

Se considera que los hombres por naturaleza son cazadores, que siempre están pendientes de las mujeres que les pasen por el lado para mirarlas y si tienen la oportunidad “piropearlas”. Por tanto, para las mujeres se ha convertido en algo normal salir a la calle y recibir piropos por parte de los hombres.

Sin embargo, esos “piropos” no siempre son inofensivos, por lo que no son bien recibidos por la mayoría de las mujeres, ya que señalan que se sienten ofendidas, incómodas o acosadas sexualmente; porque en la mayoría de los casos no se trata de piropos, sino de acoso sexual callejero.

El problema es que algunos hombres no se dan cuenta de que con sus “piropos” o miradas muchas veces están acosando a las mujeres.

El acoso sexual callejero no es típico de una cultura en específico, ni de hombres mayores ni de adolescentes, sino del machismo.

También puedes leer:   ¿La inteligencia se hereda de la madre?

NO es lo mismo que te halaguen con una expresión positiva hacia tu persona, a que te violen con la mirada o con una expresión lujuriosa y vulgar; porque tienes senos, glúteos y una vagina.

El acoso sexual callejero es un hecho que marca e impacta negativamente a la mujer, porque se siente acosada e insegura, lo que además de ser un abuso, es un fenómeno discriminatorio que solo vivimos las mujeres, por el hecho de serlo, y no es justo.

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *