Consecuencias de las personas adictas a los analgésicos

Los analgésicos son medicamentos que se utilizan para aliviar dolores de cabeza, musculares y de las articulaciones. Se clasifican en analgésicos no opiáceos, que se usan para dolores leves y se pueden adquirir sin indicación médica; y en analgésicos opiáceos, que se utilizan para dolores muy fuertes y su uso debe ser vigilado por un doctor.

La función de los analgésicos opiáceos, también conocidos como narcóticos, es fijarse a los receptores en el cerebro, para bloquear la sensación de dolor, sin embargo, pueden representar un peligro para la salud de las personas, porque pueden volverse adictivos.

Un estudio reciente publicado en la edición de julio de la revista Mayo Clinic reveló que una de cada cuatro personas a las que se les ha recetado analgésicos opiáceos, continuaron consumiendo el medicamento durante mucho más tiempo del indicado.

El estudio también reveló que aquellas personas que han abusado de otras sustancias adictivas, tienen mayor probabilidad de desarrollar una adicción a los analgésicos.

Los narcóticos sólo deben utilizarse cuando es estrictamente necesario y bajo supervisión médica. Tampoco se recomienda abusar del consumo de analgésicos que se adquieren con facilidad sin receta médica, porque también pueden tener efectos secundarios dañinos, si se consumen en exceso.

También puedes leer:   Robo de identidad y extorsión a través de aplicaciones digitales

Es importante llevar una vida saludable, con una alimentación balanceada y realizando actividad física regularmente, para así prevenir enfermedades y evitar el consumo de medicamentos, que pueden volverse adictivos y terminar haciendo más daño que bien.

Información completa en este video:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *