Peligros de tomar alcohol padeciendo problemas de azúcar

La glucosa es el azúcar principal que se encuentra en la sangre, la cual proviene de los alimentos que se consumen, además de que también se forma y se almacena dentro del cuerpo.

Esta es la principal fuente de energía del organismo, por lo que es vital para que las personas realicen todas las actividades diarias.

Para ello, la glucosa es transportada a través del torrente sanguíneo a todas las células del cuerpo. Sin embargo, cuando la concentración de glucosa en la sangre supera los niveles considerados normales, o en su defecto, no alcanza los mismos, se presentan trastornos del azúcar.

Cuando existen problemas relacionados con el azúcar, con frecuencia el médico indicará ciertas medidas que ayuden a controlar los niveles de glucosa, como por ejemplo evitar consumir algunos alimentos y tomar alcohol. Esto dado que el alcohol produce numerosos efectos sobre el organismo, incluso considerándose nocivo cuando alcanza cierto punto.

Debido a que el organismo cuenta con una deficiencia en cuanto a la energía que necesita para funcionar adecuadamente, los problemas del azúcar afectan la calidad de vida de las personas, incluyendo el plano sexual.

En el caso de la diabetes, caracterizada por el exceso de glucosa en la sangre, los trastornos sexuales que se presentan, afectan sobre todo la fase de excitación, alteran la lubricación en la mujer y provocan disfunción eréctil en el hombre.

Es de suma importancia que las personas eviten el exceso del consumo de alcohol, sobre todo si padecen de trastornos del azúcar u otras enfermedades, ya que este puede provocar serias reacciones de azúcar baja en sangre, así como otras condiciones médicas.

Son muchas las personas que ignoran las recomendaciones de su doctor respecto a este tema, presentando luego complicaciones graves que repercuten en su salud general.

También puedes leer:   ¿Luego de la menopausia es necesario hacerse el Papanicolaou?

Información completa en este video:

Rexpuestas en Youtube

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *