Mujeres que se quedan solas esperando el príncipe azul

Desde pequeños nos repitieron una y otra vez los hermosos cuentos de hadas, crecimos con la idea de que existen los príncipes y las princesas, por lo que nos volvimos exigentes y llenos de estereotipos a la hora de elegir una pareja.

Los príncipes azules y las princesas rosadas NO existen, los seres humanos somos imperfectos y dentro de esa imperfección está la magia de conocernos, aceptarnos y enamorarnos. Muchas mujeres y hombres que deciden mantenerse solos porque es lo quieren y porque no necesitan una pareja para ser felices, merecen respeto, porque al igual que la vida en pareja, la soltería es un estado personal respetable y un derecho humano y los derechos no se discuten.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Ir arriba