Mitos y represiones culturales sobre la masturbación

La masturbación es uno de los tabúes más acentuados en nuestra cultura y un tema delicado y difícil de tratar porque entra en conflicto con los conceptos morales y religiosos de muchas personas.

La masturbación es la autoestimulación sexual de los genitales, que puede ser practicada por hombres y mujeres durante toda su vida, sin culpa, castigos ni temores.

Históricamente se ha considerado “sucio” el masturbarse. En el siglo 18 se creía que las consecuencias de la masturbación eran: cansancio continuo, melancolía, ceguera, parálisis y finalmente la locura. Sin embargo, contrariamente a lo que muchos piensan, y como una forma de eliminar el tabú sobre esta práctica, la Organización Mundial de la Salud defiende la masturbación y la define como una actividad completamente saludable.

Es importante aclarar que la ciencia no relaciona la masturbación con ninguna enfermedad y aclara que NO produce anemia, ni acné, ni ninguna enfermedad neurológica.

También puedes leer:   ¿La transexualidad se considera una enfermedad?

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *