Mitos sobre el uso de tampones

Un tampón es un artículo de higiene femenina, para absorber el flujo de la menstruación. El tipo más común se vende en forma de unidades desechables, que se insertan manualmente hasta el fondo de la vagina y se extraen mediante un cordón. Están hechos de algodón comprimido, en forma de tubo pequeño.

Muchas mujeres usan tampones durante su periodo menstrual, porque se ha demostrado científicamente que son seguros e inofensivos, siempre y cuando se usen correctamente, pero aún existen muchos mitos y temores relacionados a su uso.

El más común de todos los mitos es que si al usar tampón se pierde la virginidad, y precisamente por eso muchas madres le prohíben a sus hijas que los usen, porque entienden que podría romper el himen.

Lo primero que tenemos que aclarar es que la virginidad se refiere a las persona que nunca han tenido relaciones sexuales, ni ningún contacto sexual, por lo que una mujer no deja de ser virgen porque use o no un tampón. Además, el tejido que cubre la entrada de la vagina de algunas mujeres llamado himen, es muy elástico, se estira con facilidad y puede permitir perfectamente la entrada de un tampón, por lo que no se rompe al usar tampones.

También puedes leer:   ¿Es recomendable que el hombre se prepare para no tener hijos ?

Al insertar el tampón por primera vez es posible que a la mujer le moleste un poco, pero las molestias irán disminuyendo a medida que se acostumbre a hacerlo. Lo mismo ocurre al quitarlo, ya que su tamaño se habrá expandido y será más grueso. Una técnica recomendada para quitarlo es tirar del hilo de manera firme, sin prisa pero sin pausa; tratando de mantenerse relajada y tranquila.

Es físicamente imposible que un tampón se pierda en el interior del cuerpo. El tampón se quedará en el canal vaginal una vez la mujer lo inserte, y se mantendrá absorbiendo la sangre por el tiempo que dure dentro de la vagina.

Para usar un tampón correctamente, se recomienda que la mujer no duerma con el, que lo cambie cada 4 a 5 horas, que no use tampones super absorbentes y que trate de dormir con toallas sanitarias, porque mantener el mismo tampón por muchas horas, dentro de la vagina, podría producir una infección vaginal o una complicación muy rara llamada Síndrome del Shock Tóxico, que podría comprometer seriamente la salud de la mujer.

También puedes leer:   ¿Ser tímido puede afectar la relación de pareja?

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *