Métodos anticonceptivos sin hormonas

Los métodos anticonceptivos naturales, se basan en prevenir un embarazo a través del conocimiento de cómo funciona el aparato reproductor del hombre y de la mujer, por lo que NO utilizan hormonas ni sustancias externas al cuerpo, como mecanismo de protección.

Por ejemplo, en el caso de la mujer, se aprende a identificar los días en los cuales se produce la ovulación, que son los días fértiles en los cuales puede suceder un embarazo y se evita tener relaciones sexuales esos días del mes. Mientras que en el caso del hombre, se usa el control de la eyaculación.

Los métodos de coito interrumpido y del ritmo o calendario, son los más antiguos, y los más usados aún en la actualidad.

Como todos los métodos anticonceptivos, los naturales también presentan sus ventajas y desventajas. Sin embargo, los métodos naturales presentan altas tasas de fracaso, por la dificultad que presentan en el aprendizaje y la disciplina y porque limitan el deseo y la satisfacción sexual. Además, algunos de ellos pueden provocar trastornos o limitaciones psicológicas en la mujer, como la “frialdad” y “robotismo”, por el miedo a que ocurra un embarazo, lo que puede producir anorgasmia y relaciones sexuales poco creativas.

También puedes leer:   ¿Cómo se combate la ansiedad sexual?

Todo los métodos deben ser estudiados para poder elegir la mejor opción, tomando en cuenta que es vital aprender a calcular los días de ovulación, que son los días fértiles de la mujer, para poder evitar embarazos NO deseados.

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *