¿Los lubricantes sexuales aumentan el riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual?

Los lubricantes íntimos son una sustancia especializada que se usa para disminuir la fricción en los genitales o en el ano, al momento de la penetración. En los últimos años, el uso de los lubricantes se ha vuelto una práctica común, tanto para el sexo anal, como para el sexo vaginal.

La lubricación de los genitales es parte de la primera fase de la respuesta sexual.

Cuando una mujer se excita, la sangre se concentra en las paredes de la vagina, lo que produce la liberación de un líquido transparente, que es necesario para facilitar la penetración.

A pesar de que el uso de lubricantes es una herramienta para hacer que las relaciones sexuales sean más placenteras, muchas personas aún tienen muchas dudas al respecto, en especial sobre si el uso de los lubricantes podría aumentar el riesgo del contagio de una infección de transmisión sexual.

La lubricación genital es necesaria para el disfrute del acto sexual, porque cuando es escasa, la penetración puede ser dolorosa, por lo que el uso de lubricantes puede ser la solución para esto. Además, los lubricantes también se pueden usar con juguetes sexuales, lo que ayuda a promover un preámbulo sexual agradable para la pareja.

Aunque usar lubricantes es recomendable para mejorar la calidad de la vida sexual de la pareja, es importante tomar las medidas necesarias antes de utilizar uno.

Lo ideal es que la persona consulte con su médico sobre cuál es la mejor opción de lubricante para usar, y sobre cómo pueden usarlo correctamente.

También puedes leer:   ¿Quitarse el preservativo durante el sexo es una violación sexual?

Información completa en este video:

Rexpuestas en Youtube

Comparte este artículo:

Dejar un comentario