¿La sociedad promueve la infidelidad?

Se han realizado investigaciones que buscan relacionar la infidelidad como una conducta genética, pero los resultados no han sido concluyentes.

Lo que sí se ha podido afirmar es que la infidelidad es una conducta aprendida, porque obedece a aspectos sociales. El modelo de crianza de las personas durante su niñez se relaciona con las razones que producen la infidelidad.

La sociedad actual sigue siendo una sociedad machista, donde las mujeres son vistas como objetos coleccionables, donde mientras más tenga un hombre, mejor. A pesar de esto, la infidelidad no es una práctica exclusiva de los hombres, porque los casos de mujeres que le son infieles a su pareja también son igual de frecuentes.

Aunque muchos aspectos y escenarios la sociedad se promueve la infidelidad y se maneja como un comportamiento normal, no lo es.

Es vital que entendamos que una relación de pareja no es un juego y que la infidelidad es un trauma para quien lo sufre, que deja huellas emocionales negativas.

Comparte este artículo:

También puedes leer:   Contenido sexual en los videojuegos

Dejar un comentario

Ir arriba