Hombres que evitan educar a sus hijas, por machismo

Los roles tradicionales de mamá y papá dentro de las familias han ido cambiando con los años. Del padre proveedor y disciplinario al papá que comparte la crianza y las labores del hogar hay una gran diferencia que, según los expertos, contribuye al fortalecimiento de los lazos familiares.

Un estudio realizado en la Universidad de Missouri, en Columbia, Estados Unidos, y publicado en una edición reciente de la revista Journal of Family Issues, parece revelar algo que ya muchos sospechaban: cuando los papás se involucran más con los hijos y toman parte en las tareas del hogar, el matrimonio es más estable y feliz y los hijos crecen con una mayor estabilidad emocional.
El problema que tenemos en sociedades machistas, es que muchos padres no quieren involucrarse en la crianza de las niñas, porque entienden que solo le corresponde a la madre.

Lamentablemente, existen padres que rechazan conversar con sus hijas sobre temas considerados femeninos como la menstruación o la higiene íntima y eso no ayuda a la formación sana de la imagen masculina de las niñas.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Ir arriba