¿Hasta qué grado es normal la curvatura del pene?

La curvatura del pene es un motivo de consulta muy frecuente, porque muchos hombres no saben a qué se debe o si es algo normal. Esta puede ocurrir por razones de nacimiento, pudiendo presentarse desde temprana edad, cuando los jóvenes tienen su primera erección.

También puede tratarse de una curvatura adquirida, como respuesta a traumas en el pene, fracturas o como manifestación principal de una enfermedad conocida como Peyronie. Ante esto, lo importante es conocer cuál es el grado de curvatura del pene y si representa algún peligro.

Las curvaturas del pene son más propensas en los hombres luego de una cirugía o de un tratamiento con radiación por cáncer de próstata. En el caso de la Enfermedad de Peyronie, esta suele afectar a hombres entre los 40 y los 60 años de edad o más y consiste en una especie de placa endurecida en la capa más interna del pene, llamada túnica albugínea, que crea una curvatura, la cual podrá ser hacia arriba, hacia abajo, hacia la izquierda o hacia la derecha.

También puedes leer:   ¿Por qué hay personas que aman y no lo demuestran?

Aunque esta enfermedad no representa gravedad en la salud general del hombre, sí puede provocar algunas alteraciones a nivel psicológico y emocional, sobre todo si afecta su sexualidad.

En cuanto a los síntomas de la Enfermedad de Peyronie, se puede notar un endurecimiento anormal del tejido debajo de la piel, en una zona a lo largo del tallo del pene. Además, durante la erección se observa que la curvatura inicia precisamente en esta zona endurecida.

El tratamiento dependerá del tipo de curvatura y de su estado de desarrollo, así como también de si existen otras alteraciones como la incapacidad para poner el pene en erección.

La cirugía para corregir la curvatura del pene generalmente es muy efectiva y los hombres pueden renovar su vida sexual sin mayores consecuencias.

También puedes leer:   ¿Cómo mantener la intimidad sexual en una relación a distancia?

Sin embargo, es necesario considerar el apoyo psicológico antes y después de la misma para obtener los mejores resultados, pues en estas situaciones no solo está en juego la reparación del pene, sino también la sexualidad y la capacidad de tener sexo del hombre.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *