¿Es posible recibir quimioterapia durante el embarazo?

La quimioterapia es uno de los tratamientos que se utilizan para combatir diversos tipos de cáncer. Casi siempre se aplica de manera sistémica, es decir que los medicamentos viajan a través de todo el cuerpo hasta llegar hasta las células del cáncer, adondequiera que se hayan propagado.

Es un tratamiento que tiene como finalidad curar o disminuir el cáncer, evitar que se disemine, así como también aliviar los síntomas relacionados. Una de las dudas más frecuentes respecto a este, es si puede ser aplicado durante el embarazo.

Precisamente, como a través de la quimioterapia, los medicamentos viajan por la sangra en todo el cuerpo, se pueden presentar ciertos efectos secundarios que pueden variar en cada persona. En ocasiones, este tratamiento puede dañar o destruir algunas células normales, incluyendo las de la médula ósea y del tubo digestivo.

En el caso de las mujeres embarazadas, las repercusiones no sólo pueden manifestarse en la madres, sino también en el bebé. Sin embargo, todo dependerá de lo indicado por el doctor.

Cuando una mujer embarazada es diagnosticada con cáncer, es de suma importancia que haya una acción y estrategia de todo un equipo médico, conformado por oncólogos, obstetras y terapeutas. En cada situación deben ser sopesados los riesgos, para juntos tomar la mejor decisión médica.

También puedes leer:   ¿El miedo excesivo a destacar puede ser un trastorno?

Se ha demostrado también que la quimioterapia podría provocar alteraciones en los ovarios, por lo que puede influir de manera negativa en la fertilidad de la mujer.

Ante un diagnóstico de cáncer, son muchas las probabilidades, riesgos e informaciones que se deben procesar y debatir. Lo importante es permitir el acompañamiento de los expertos, de manera que sea mucho más fácil elegir el tratamiento adecuado y seguir las indicaciones.

El cáncer es una de las principales causas de muerte a nivel mundial, por lo que es fundamental actuar con prontitud y entender cada parte del proceso.

Comparte este artículo:

Dejar un comentario