¿Es posible que una madre se enamore de su hijo?

El vínculo que se da entre madre-hijo es uno de los lazos más fuertes que experimentan las personas. Cuando esta relación es sana, donde hay muestras de cariño, se crean adultos emocionalmente estables, que aprenden a tener relaciones saludables. Sin embargo, algunas veces el amor de madre puede llegar a ser demasiado y termina convirtiéndose en algo negativo.

Según un estudio realizado por el Centro de Regulación Genómica de Barcelona, algunas veces, las madres corren el riesgo de desarrollar sentimientos muy fuertes por sus hijos, cuando están muy solas o a falta de amor.

La investigación también revela que aquellas madres que desarrollan sentimientos absorbentes por sus hijos, tienen desactivada la zona del cerebro que se encarga de emitir juicios y evaluar objetivamente las acciones.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

También puedes leer:   Mitos y represiones culturales sobre la masturbación

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *