¿En qué consiste la atracción mental?

Cuando conocemos a una persona lo primero que nos llama la atención sin duda, es su físico, y la belleza es muy subjetiva, cada persona tiene sus rasgos distintivos. Es aquí donde entra en juego la atracción la cual es la responsable del interés o deseo que experimentamos hacia esa persona. La atracción puede ser: física, mental o ambas.

Mucho se ha escuchado sobre la atracción física, pero poco se habla sobre qué sucede cuando esta atracción no se trata de un gusto por lo físico, sino por aquello que no se muestra, como la mente.

Este tipo de atracción es conocida como atracción mental, y se caracteriza por ser una conexión más íntima, donde lo que atrae sexualmente es la forma de ser, pensar y actuar de la persona. No se trata simplemente de sentirse impresionado de una personalidad, sino de que esta personalidad provoca el deseo sexual.

También puedes leer:   ¿Es malo tener sexo en la primera cita?

Cuando una pareja hace el amor y solo siente atracción física, luego del orgasmo no tendrán nada que hablar, porque lo que los une es el deseo por compartir sexualmente y luego de satisfacerlo, no queda nada más, ahí es que la atracción mental tiene su importancia, porque va más allá del sexo y la pareja que la tiene se sentirá más atraída luego del sexo.

Cuando la pareja siente una atracción mental, además de física, logra establecer un fuerte vínculo que puede resultar en un amor duradero. Lo importante es que, sin importar el grado de atracción, ambas personas logren cierto balance al estar juntas sin crear ningún tipo de dependencia.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *