¿El DIU se puede mover si la mujer pierde peso?

Uno de los métodos anticonceptivos más utilizados en el mundo es el Dispositivo Intrauterino (DIU), porque es considerado como uno de los más seguros y efectivos. El DIU, también conocido como la “T” o el “aparatico” es un método de larga duración que se coloca dentro del útero de la mujer para prevenir un embarazo no planificado.

Este método anticonceptivo requiere la intervención de un ginecólogo para la colocación del mismo. Por el lugar donde va colocado muchas mujeres se preguntan si el dispositivo puede moverse de sitio durante las relaciones sexuales, o con los cambios de peso de la mujer.

Para que el dispositivo intrauterino se mueva del lugar donde fue colocado, deben darse otras situaciones que no tienen nada que ver con el peso de la mujer.

Las contracciones musculares que se producen durante la menstruación y la colocación incorrecta del dispositivo, son factores que sí pueden causar que se mueva o la expulsión del mismo.

Cuando el dispositivo intrauterino es insertado en el cuello del útero de la mujer, es necesario realizar un estudio para comprobar que está colocado de la manera correcta. Luego de su colocación, la mujer debe realizar un chequeo médico de seguimiento después que le llega la primera menstruación.

También puedes leer:   4073. Quiero saber por qué tengo un mes y pico manchando y ya llegó la fecha de mi periodo y todavía sigo manchando sin ver mi...

También puedes leer: El DIU: Una “T” muy segura

El cuerpo de la mujer tiene una tendencia natural a expulsar objetos extraños, por lo que el dispositivo intrauterino puede verse afectado por esta condición femenina.

Sin embargo, las medidas de longitud y anchura del útero, que es donde se coloca este dispositivo, no cambia de tamaño con la pérdida de peso, por lo que las mujeres pueden usarlo sin preocuparse por esto.

[button link=”http://www.youtube.com/subscription_center?add_user=rexpuestas1″ size=”small” color=”red”]¡SUSCRÍBETE![/button] En el canal de Rexpuestas en Youtube.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *