Discriminación racial y sexual hacia mujeres con características afrodescendientes

La afrodescendencia es un aspecto central de la identidad nacional dominicana.

No solo se trata de los elementos culturales y artísticos aportados por miles de africanos diseminados por América y en especial en República Dominicana, sino que también conlleva las diferentes características físicas que definen la descendencia de esta población.

Es así como surge el término de la afro-dominicanidad, pero es una realidad y herencia que constantemente es rechazada por los mismos dominicanos.

A pesar de que elementos como el cabello rizo, el color oscuro de piel, las curvas en el cuerpo y demás, son propios de nuestra cultura y herencia ancestral, de alguna forma se ha promovido a través de los años un rechazo hacia esta realidad.

Todo esto provoca que la mayoría de los dominicanos prefieran ocultar su descendencia, sobre todo la mujer afrodominicana, buscando ajustarse más a un patrón de personas de otros países, con una piel más clara y otras características. Sin embargo, es de esperarse que esto tan solo provoque situaciones de incomodidad, discriminación y desagrado, inclusive en el ámbito sexual.

Nuestra identidad cultural es aquello que nos define y nos hace ser como somos. No podemos cambiar el legado de nuestros ancestros, por lo que rechazarlo o querer ignorarlo nunca nos hará bien ni mejorará nuestras relaciones con los demás.

Es de suma importancia hacer las paces con nuestra afrodescendencia, apropiarnos de nuestra cultura y amar nuestras características. Sólo así comenzaremos a disfrutar de una mejor sociedad que acepta quien es y celebra su diversidad.

También puedes leer:   ¿La familia funciona mejor cuando la mujer se queda en casa?

Rexpuestas en Youtube

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *