Derechos de las madres lactantes en el ambiente laboral

Amamantar es un acto natural que crea un vínculo de amor y comprensión entre madre e hijo, además de proteger al bebé de enfermedades respiratorias, infecciones del oído, alergias, entre otras enfermedades; además de todos los beneficios que ofrece para la salud de la madre.

En ocasiones, las mujeres no pueden amamantar de manera exclusiva a su recién nacido durante el tiempo necesario, porque deben reintegrarse a sus actividades laborales e interrumpir el proceso, porque desconocen cuáles son sus derechos como madres lactantes.

En la primera semana de agosto de cada año se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna en más de 120 países, con el fin de fomentar y promover la lactancia materna. Este año 2015, el lema fue “¡Amamantar y trabajar, logremos que sea posible!”, basándose en la promoción de la creación de Salas Amigas de las Familias Lactantes, las cuales son espacios en los lugares de trabajo, dedicados a que las madres puedan realizar la extracción y conservación adecuada de la leche materna.

También puedes leer:   ¿Cómo ayudar a los hijos a desarrollar su proyecto de vida?

La leche materna es el primer alimento que reciben los seres humanos, y según recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, debe ser el único alimento de las personas durante los primeros seis meses de vida.

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *