¿Dar pelas a los niños puede afectar su sexualidad?

En nuestra sociedad, las pelas NO se perciben como una acción violenta, sino como correcciones necesarias para la educación de los niños y niñas. Culturalmente, dar pelas se conciben como medidas para lograr que los niños sean obedientes y se ajusten a las reglas sociales.

Es por esto que millones de niños y niñas son físicamente castigados por sus padres o cuidadores como forma de disciplina, y lo que muchos adultos NO saben es que ni el castigo físico, ni el maltrato, ayudan a los niños a portarse bien, ni les enseña autodisciplina.

[box type=”tick” border=”full” icon=”none”]Se ha demostrado que los padres que usan un sistema de crianza positivo y emocionalmente saludable, NO usan la fuerza física para disciplinar a sus hijos e hijas y crían hijos obedientes, que aprenden más a controlarse y autocorregirse, que aquellos niños criados por personas que castigan físicamente o que son demasiado autoritarios o el otro extremo, que son muy permisivos.[/box]

También puedes leer:   ¿Qué es la terapia de reemplazo hormonal?

Es preciso que, como padres, madres y cuidadores cambiemos nuestra forma de criar a nuestros hijos e hijas y entendamos que una palabra puede hacer más daño que un golpe, por lo que podemos herir a nuestros hijos con una frase descompuesta que usemos. Recordemos que “La violencia no se combate con violencia, sino con oportunidades, respeto a los derechos, y una actitud conciliadora”.

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *