¿Cuáles son los trastornos de conducta más comunes en la adolescencia?

Los niños y los adolescentes son la población más vulnerable para los trastornos de la conducta y los problemas psicológicos en general, debido a que se encuentran en una etapa de definición y desarrollo de su personalidad.

Al hablar de trastornos de la conducta, se hace referencia a alteraciones en el comportamiento, que generalmente violan las normas y reglas establecidas, destacando una actitud antisocial.

Se estima que uno de cada cinco niños presentará durante su infancia o adolescencia algún trastorno conductual.

Algunos de los más comunes son:

  • Trastornos del ánimo.
  • Trastornos de la conducta alimentaria, como anorexia y bulimia.
  • Crisis de la adolescencia, caracterizado por aislamiento, agresividad y rebeldía,
  • Conflictos con la identidad y la orientación sexual.
  • Trastornos por sustancias, como el alcohol y/o las drogas.
  • Problemas escolares relacionados con el aprendizaje.
También puedes leer:   ¿Qué tipo de mujer los hombres consideran más atractiva?

La problemática radica en que los adolescentes no suelen percibir que tienen un problema, y los padres asimilan su comportamiento como parte de la edad, por lo que ambos tardan en buscar ayuda.

Generalmente, la aparición de esos deriva de situaciones que les genera a los adolescentes ansiedad y estrés, y que no saben cómo manejar, como por ejemplo:

  • Presión por parte de sus padres o su grupo social.
  • Discriminación o acoso escolar.
  • Falta de tiempo con sus padres.
  • Conflictos generales en la familia.

También puedes leer: Sexo en tiempos de estrés

Cuando surgen estos problemas de conducta, la mayoría de los padres opta por encerrar a sus hijos y prohibirles el contacto con sus amigos y lo que les gusta, ya que entienden que es la mejor forma de que se corrijan y actúen de acuerdo a las normas.

Como padres, debemos estar alerta a los comportamientos y actitudes de nuestros hijos, pues aunque la adolescencia de por sí es difícil y trae sus propios retos, una buena relación en la familia contribuye a un paso exitoso por esta etapa.

Ante la evidencia de un trastorno de la conducta, es fundamental buscar ayuda y enfocarse en la solución, evitando juzgar y señalar a nuestros hijos.

También puedes leer:   Acoso sexual en el ambiente escolar

Información completa en este video:

Rexpuestas en Youtube

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *