¿Cuáles son los peligros del gaslighting, la nueva forma de manipulación de pareja?

El Gaslighting es una forma de manipulación que se basa en distorsionar la realidad a favor de la persona que la ejerce. Se caracteriza por ser llevada a cabo de una forma tan sutil, que aunque la otra persona está consciente de lo que sucedió, no reconoce la manipulación y comienza a dudar de la realidad.

Esta forma de maltrato psicológico es frecuentemente usado por muchas parejas, sobre todo en las que prevalece la violencia física. Tiene el objetivo de hacer creer a la pareja que no está cuerda y que está confundida con sus recuerdos, pensamientos y lo que evidenció.

Todo esto da lugar a un desequilibrio emocional que hace que la víctima se vuelva cada vez más dependiente de su manipulador, porque entiende que no está bien. Comienza a sentirse insegura y deja de confiar en su juicio para tomar decisiones, dudando incluso hasta de su valía.

Existen diversas formas de manipulación que, aunque pasan desapercibidas por ser muy sutiles, no dejan de ser un abuso y de afectar negativamente a la persona.

Es de suma importancia estar alerta a cualquier conducta de nuestra pareja que nos altere emocionalmente y que nos haga constantemente dudar de quiénes somos, para ponerle un alto lo más pronto posible.

Comparte este artículo:

También puedes leer:   Señales que indican que la relación no se formalizará

Dejar un comentario

Ir arriba