¿Cuáles son las causas del cáncer de cabeza y cuello?

El cáncer de cabeza y cuello comienza en las células escamosas, que son células que revisten superficies húmedas como las que hay dentro de la cabeza y el cuello.

Generalmente, este empieza en el interior de la boca, nariz y garganta, y a menudo se le identifica como carcinoma de células escamosas.

El cáncer de cabeza y cuello es dos veces más común en hombres, que en mujeres, así como también en personas que tienen más de 50 años de edad que en más jóvenes.

Este conjunto de cánceres se categoriza de acuerdo a la zona en la que se origina, como pueden ser en las cavidades oral y nasal, en la faringe y en los senos paranasales.

Dentro de los síntomas que puede provocar se encuentran:

  • Un bulto o un dolor que no cesa.
  • Dolor de garganta.
  • Dificultad para tragar.
  • Cambios de voz o ronquera.
También puedes leer:   Represión sexual hacia las adolescentes como manipulación

El cáncer de cabeza y cuello podría pasar desapercibido por mucho tiempo, hasta que comienza a ocasionar problemas que obligan a la persona a consultar a un médico.

Para obtener el diagnóstico de cáncer de cabeza y cuello, el médico realiza un examen físico y algunas pruebas de laboratorio, que le permitan analizar el tejido afectado.

La detección temprana aumenta las probabilidades de que el tratamiento sea exitoso, mientras que una detección tardía podría provocar complicaciones mayores.

Una vez diagnosticado, el médico indicará el tratamiento adecuado, tomando en cuenta la zona en que se encuentre el cáncer y su estadio.

La mayoría de los casos de cáncer de cabeza y cuello son diagnosticados tarde, debido a que muchas personas desconocen sus síntomas y no acuden al médico hasta que ya es muy tarde.

Por tal sentido, es importante conocer sobre esta enfermedad y acudir a los chequeos médicos rutinarios, así como informar al doctor de cualquier síntoma.

También puedes leer:   ¿Por qué presionan a las divorciadas para que se vuelvan a casar?

Rexpuestas en Youtube

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *