Consecuencias del consumo excesivo de pastillas de emergencia

Las pastillas de emergencia o anticoncepción de emergencia son ciertos métodos anticonceptivos utilizados por las mujeres para prevenir un embarazo después de haber tenido una relación sexual no protegida. Sus efectos dependen del día del ciclo menstrual en que se usan y de la fertilidad de la mujer, la cual varía de acuerdo a la etapa del ciclo en que se encuentre.

A pesar de que es un método científicamente probado, existen muchas dudas respecto a su uso y eficacia, como el hecho de que muchas mujeres piensan que son capaces de producir un aborto una vez producido un embarazo.

Las pastillas de emergencia pueden provocar algunos efectos secundarios, siendo los más comunes náuseas y vómitos. Algunas mujeres pueden experimentar también dolor abdominal y de cabeza, sensibilidad mamaria y manchado o sangrado vaginal irregular.

Debido a que se tiene poco conocimiento acerca de su uso, son muchos los casos de mujeres que reportan un consumo excesivo, lo cual puede resultar peligroso para su salud.

El uso de las pastillas de emergencia se justifica solo en situaciones especiales o situaciones de emergencia, como cuando la mujer tiene una relación sexual no protegida, incluido el caso de violación, próximo a la etapa de ovulación y no se desea un embarazo.

Por lo tanto, se recomienda que toda mujer con una vida sexual activa utilice un método anticonceptivo regular y no estas pastillas de manera frecuente.

También puedes leer:   ¿Por qué muchas personas están abandonando las redes sociales?

Es importante saber identificar cuándo el uso de las pastillas de emergencia es justificable, ya que estas fueron hechas solo para situaciones especiales y su consumo desmedido puede provocar ciertas alteraciones en la salud.

Además, es necesario destacar que estas no protegen contra las infecciones de transmisión sexual. Si se es activo sexualmente, lo ideal es usar un método de planificación regular.

Comparte este artículo:

Dejar un comentario