¿Con la edad nos volvemos más conservadores en el sexo?

Con frecuencia, se suele asociar la idea de mayor edad con la finalización de la vida sexual, entendiendo la menopausia y la andropausia como los procesos naturales que señalan el término de la sexualidad.

De esta forma, muchas mujeres, sobre todo en países subdesarrollados tienden a alejarse de la vida sexual cuando comienzan a aparecer los primeros síntomas del climaterio.

Todo esto conllevará que, al reiniciar su vida sexual en determinado momento, la mujer tenga que utilizar lubricantes externos y deba evitar posiciones sexuales donde se acorte mucho la vagina, lo que hace que esta opte por ponerle fin a su vida sexual.

En el caso del hombre, sucede una situación similar, asociando la falla en el desempeño sexual con la andropausia. Sin embargo, aunque no se puede negar que los efectos de la edad se visualizan en el cuerpo y el desempeño sexual, su sexualidad tampoco termina al alcanzar esta edad.

Con el tiempo, las personas ya no sienten la necesidad de impresionar a su pareja para disfrutar del sexo, ya saben lo que les gusta y lo que quieren, por lo que tienden a ser más conservadoras.

Aunque no se puede negar que con la edad, las personas alcanzan cierta libertad, madurez y seguridad que les permite disfrutar más abiertamente de una relación sexual, la realidad es que ya no se preocupan por experimentar cosas nuevas o hacer posturas que les incomoden. Prefieren calidad en el sexo y relaciones más afectivas.

También puedes leer:   ¿Cuáles beneficios a la salud aporta un beso apasionado?

Comparte este artículo:

Dejar un comentario

Ir arriba