¿Cómo una mujer identifica su tipo de himen?

El himen es una fina membrana que cierra el orificio superficial de la vagina que está presente en la mayoría de las mujeres desde su nacimiento y presenta ciertas aberturas para permitir el paso de la menstruación. Se trata de una parte de la anatomía femenina que no cumple ninguna función especial.

En muchas mujeres la rotura del himen tiene lugar durante la primera relación sexual, pero esto es muy variable porque el himen es elástico y varía en su elasticidad de una mujer a otra, lo que significa que el proceso de la rotura también es diferente.

Hay tipos de himen que son muy frágiles y se rompen fácilmente por movimientos agresivos o deportes, por hacer gimnasia, montar a caballo, por caídas extremas, etc. También hay un tipo de himen que es extremadamente elástico y se puede estirar al tener relaciones sexuales sin romperse. Además, no siempre se produce dolor o manchado de sangre cuando se rompe.

También puedes leer:   Realidad de los hijos de mujeres maltratadas

La forma y el tamaño del himen varía mucho entre las mujeres. Lo más común es que se no esté completamente cerrado, pero se puede dar en algunas mujeres que el himen esté completamente sellado y permanezca así hasta la primera menstruación.

En estos casos, la mujer puede tener complicaciones ya que la menstruación no se desarrolla de la misma forma y como consecuencia puede provocar grandes dolores, por lo que se hace necesario realizar una intervención quirúrgica para romper el himen para que la sangre menstrual pueda salir.

Aunque la mayoría de las mujeres nacen con himen, existen mujeres que pueden nacer sin himen, aunque el defecto es muy raro y aparece de manera aislada. Casi siempre puede estar relacionado con alteraciones en los cromosomas, que se acompañan también de la falta de desarrollo de otros órganos como la vagina y el útero.

También puedes leer:   ¿Qué es la mecanofilia y cómo se manifesta?

En sociedades machistas como la nuestra, el himen es “una garantía” para los hombres de que es la primera relación de su pareja y que él es el primero en tenerla como propiedad. Se entiende como un premio de exclusividad, pero nadie cuestiona si es la primera relación del hombre ya que la sociedad promueve al hombre como poseedor de la mujer como propiedad y ésta como objeto de sumisión, lo que además de injusto, es un abuso.

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *