¿Cómo un hombre identifica que sufre de fimosis?

La fimosis es una condición que consiste en una estrechez del prepucio, que es la piel que cubre la punta del pene, que impide retraer dicha piel hacia abajo y descubrir la cabeza del pene por completo. Se presenta tanto en el pene en su estado normal como cuando está erecto.

La fimosis es una de las enfermedades más comunes en el hombre, pero afecta con mayor frecuencia en la niñez. Suele ser uno de los mayores motivos de preocupación para los padres y madres, porque el 95% de los varones recién nacidos la padece, por lo que muchos especialistas insisten en corregirlos antes de que sean mayores. Sin embargo, otros recomiendan esperar más tiempo, lo que termina ocasionando confusión.

En muchos casos, la fimosis va desapareciendo durante la infancia y la pubertad. Aproximadamente a los 13 años, el prepucio debería poder retraerse dejando el glande al descubierto.

También puedes leer:   ¿Cuáles son los riesgos de tener relaciones sexuales en cabañas?

En cuanto a los síntomas que provoca la fimosis, además de la dificultad de retraer el prepucio, puede aparecer dificultad o dolor en el momento de orinar. Si la fimosis no se trata, pueden aparecer ciertas complicaciones como infecciones y dolor.

No hay manera de prevenir la fimosis de origen congénito, pero en los otros casos es importante cuidar la higiene del pene, practicar retraer el piel del pene hasta lograr descubrir el glande y visitar al urólogo en caso de no poder lograrlo.

El diagnóstico de la fimosis debe ser establecido por un especialista, una vez haya realizado los exámenes y exploraciones físicas. Dependiendo del tipo y grado de la fimosis, entonces será indicado el tratamiento.

La circuncisión es un procedimiento ambulatorio, considerado como una cirugía menor. Cuando se realiza en adultos, el hombre puede reiniciar sus relaciones sexuales pasados unos 30 días. En el caso de los bebés y niños, la Academia Americana de Pediatría no recomienda la circuncisión de rutina. Los padres deben decidir si se la hacen o no a su hijo, en base de sus preferencias religiosas, culturales y personales.

También puedes leer:   ¿El estrés y la depresión constante aceleran el envejecimiento?

En los casos en los que no existe fimosis, y el hombre prefiere no hacerse la circuncisión puede que no suceda nada siempre y cuando haya buena higiene. Pero el riesgo de contraer una Infección de transmisión Sexual y de padecer de Cáncer de pene aumenta en los hombres que no tienen la circuncisión.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *