¿Cómo manejar la pérdida de un bebé?

La pérdida de un bebé o un embarazo planificado es una de las situaciones más fuertes por la que puede atravesar una persona, que puede generar una mezcla de emociones intensas.

Los sentimientos de tristeza, enojo e incomprensión que nacen a partir de la pérdida del bebé no dependen de qué tan temprana haya sido la pérdida, ya que desde el momento que una mujer sabe que está embarazada, se crea un vínculo de apego de la madre al bebé, y la muerte de este bebé representa un momento de duelo.

Para algunas personas, los abortos espontáneos, que son los que suceden de manera natural antes de las primeras 20 semana, no constituyen una pérdida como tal, por lo que manejan la situación de manera inapropiada.

Cuando un bebé muere antes de nacer es considerado como un desecho patológico para los centros médicos, por lo que los restos del bebé van a la basura, a menos a que los padres exijan lo contrario y puedan costear quedarse con estos para luego enterrarlos.

No existe una manera determinada de manejar el duelo de la pérdida de un bebé o de un ser querido, pero es recomendable que las personas intenten seguir adelante.

Comparte este artículo:

También puedes leer:   ¿Cómo la diabetes influye en el embarazo?

Dejar un comentario