¿Cómo manejamos a los adolescentes que roban?

La cleptomanía es un trastorno psicológico que se caracteriza por la dificultad recurrente para controlar los impulsos de robar cualquier objeto, aun cuando no sea necesario para el uso personal o por su valor económico.

Es un trastorno mental grave, que afecta la vida de la persona y muchas veces a sus familiares y personas cercanas. Las personas cleptómanas sienten la irresistible tentación de robar y calmar sus emociones. Se han registrado casos de adolescentes que sufren de este trastorno, por lo que robar en las tiendas se les vuelve costumbre.

La cleptomanía es una alteración rara que se presenta en menos del 5% de los ladrones identificados. La diferencia básica entre un ladrón común y un cleptómano, es que este último lo hace por la necesidad de controlar sus impulsos, ya que lo que tiene es un trastorno mental.

También puedes leer:   Acoso sexual por los piropos

Los factores de riesgo de la cleptomanía pueden incluir antecedentes familiares, tener otra enfermedad mental, un trauma craneal o lesiones cerebrales. Se asocia regularmente con otros trastornos psiquiátricos, sobre todo ansiedad, trastornos de la alimentación, con el abuso de alcohol y otras sustancias.

Un adolescente rebelde y que no sigue reglas, a veces lo hace porque su mente se lo exige porque sufre de algún trastorno.

Más que castigar severamente a los adolescentes, lo recomendable es analizar con detalles las razones de su comportamiento y buscar ayuda profesional.

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *