¿Cómo afecta la relación de pareja que te despierten para tener sexo?

Para algunas personas es normal despertar a su pareja para tener sexo, por lo que interrumpen de manera constante su descanso nocturno y, por tanto, evitan que tenga un sueño reparador y adecuado.

Y aunque muchos consideran que en un inicio esto se trata de una iniciativa positiva que eleva el deseo sexual, no menos cierto es que en cierto punto puede llegar a convertirse en una problemática para la pareja, ya que la interrupción constante del sueño:

  • Provoca un malestar general.
  • Afecta la memoria.
  • Influye negativamente en el estado de ánimo.
  • Aumenta las probabilidades de padecer ciertas enfermedades.

De acuerdo a un estudio dirigido por investigadores del Hospital universitario Johns Hopkins en Estados Unidos, despertarse varias veces durante la noche es más perjudicial para los estados de ánimo positivos que conseguir dormir el mismo poco tiempo pero sin interrupción.

También puedes leer:   ¿Cómo evitar que mi hijo de 3 años se toque constantemente los genitales?

En tal sentido, cuando se despierta a la pareja frecuentemente para tener sexo, se provoca que:

  • Sea más vulnerable durante el día a los conflictos y discusiones.
  • Le sea más difícil desarrollar adecuadamente las actividades diarias.
  • Tenga menos energía a lo largo del día.

Quienes les gusta ser despertados por su pareja para la actividad sexual, afirman que prefieren sea temprano en la mañana, cuando ya casi debieran despertar, en vez de horas de la madrugada, de manera que no interfieran con el ciclo de descanso.

Es de suma importancia conversar con la pareja sobre si le gusta ser despertado o no para tener sexo, ya que aunque se trata de una actividad placentera y satisfactoria en cualquier momento, tener que interrumpir frecuentemente el descanso diario para ello puede terminar afectando el bienestar general.

También puedes leer:   ¿Cuál es la diferencia entre excitación y placer?

Información completa en este video:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *