¿Cómo afecta a la salud emocional la obsesión por ser feliz?

Con frecuencia se promueve el concepto de la felicidad, impulsando a las personas a que de alguna forma inicien la búsqueda de aquello que los hace felices.

Sin embargo, diversos estudios científicos han demostrado que cuando se desarrolla una obsesión por la felicidad, surgen efectos negativos que afectan el bienestar general de las personas, debido a que cuando estas se presionan por ser felices:

  • Dejan de valorar lo que ya tienen.
  • Se enfocan en lo que no tienen.
  • Son inconformes, no se sienten a gusto con nada.
  • Sienten que todos son felices, menos ellos.
  • Se sienten insatisfechos con su vida.

En tal sentido, la búsqueda de la felicidad, en vez de ser una experiencia gratificante, enriquecedora y positiva, se convierte en una especie de presión social y psicológica que impide tener una vida plena.

También puedes leer:   ¿Cuáles señales alertan de autismo en niños?

La raíz del problema radica en el concepto que las personas se crean acerca de la felicidad, ya que muchos depositan su alegría y bienestar en los lugares equivocados que no tienen un valor real, que pueden acabarse o no pueden alcanzar, como:

  • Bienes materiales.
  • Riquezas exuberantes.
  • Hábitos insanos.
  • Situaciones difíciles de alcanzar por las condiciones reales existentes.

No obstante, cuando se logra definir qué es lo que realmente significa la felicidad, y se comprende que se trata de un estado de ánimo y estilo de vida, la experiencia se torna satisfactoria.

Vivimos en una sociedad que se aleja cada vez más de la realidad, mientras se sumerge en el mundo de las apariencias y los estereotipos, factores que sin duda alteran el concepto de la felicidad y empujan a algunas personas a sentirse insatisfechas con sus vidas.

La felicidad no se busca, se elige y se actúa para ella. Obsesionarse con alcanzarla tan solo maltrata y lastima.

También puedes leer:   ¿Es normal sentir tristeza luego del orgasmo?

Rexpuestas en Youtube

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *