Adultos que no aceptan la sexualidad de los adolescentes

Es muy frecuente ver cómo muchos padres y madres y educadores se sorprenden cuando se enteran que un adolescente se masturba o cuando los encuentran teniendo juegos sexuales, porque entienden que esos comportamientos no son normales y los ven como una aberración, lo que es totalmente falso.

Lo ideal es comenzar temprano la educación sexual en los niños y niñas, con la finalidad de ayudarlos a manejar sus emociones, a entender los cambios que se presentarán en su cuerpo y a no dejarse influenciar por las informaciones sexuales que reciben de los medios de comunicación.

Es importante tener muy claro que la educación sexual NO los estimula a ser activos sexualmente. Todo lo contrario, los y las jóvenes que tienen información sexual correcta, que hablan de forma natural sobre este tema con sus padres y su entorno afectivo, toman las mejores decisiones al momento de dar inicio a su vida sexual y hasta se abstienen de tener relaciones sexuales si no se sienten listos para asumir las consecuencias.

También puedes leer:   Sexualidad moderna: ¿Qué se ha perdido y qué se ha ganado?

Negar la sexualidad de los y las adolescentes, así como limitarse a decirles que NO tengan relaciones sexuales NO es suficiente, es necesario explicarles por qué pensamos de esa manera, y a la vez, darles la oportunidad de que ellos expresen su forma de pensar.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *