Acoso sexual por los piropos

Para muchas mujeres es costumbre lidiar con comentarios vulgares y groseros al caminar por las calles de la ciudad. Erróneamente, la sociedad ha catalogado estas frases y comentarios como “piropos”, cuando en realidad se trata de acoso sexual callejero. Según datos provistos por la organización sin fines de lucro Stop Street Harassment, 7 de cada 10 mujeres en el mundo han sufrido alguna forma de acoso sexual callejero.

Un caso destacado es el de la joven argentina Aixa Rizzo, quien a través de un video publicado en YouTube explicó como unos obreros que trabajaban frente a su casa, crearon la costumbre de gritarle groserías cuando ella pasaba por ahí, hasta que un día llegaron a perseguirla e insinuarle que sería violada. Rizzo logró escapar de un posible ataque al usar el spray de pimienta con el que andaba.

También puedes leer:   ¿Cómo protegemos a los niños de contenidos sexuales en recreo?

Inicialmente, la joven de 20 años de edad puso una denuncia que no le aceptaron porque sólo se trataba de un “piropo”, sin embargo al relatar toda la historia, consiguió que le tomaran la denuncia. Según confirmó Martín Ocampo, fiscal general de la ciudad de Buenos Aires a BBC Mundo, el hostigamiento callejero es tratado como violencia de género en Argentina.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *