Una verruga en el escroto ¿hay que quitarla?

El escroto o saco escrotal es la bolsa que cubre y aloja a los testículos en el hombre. Esta zona de la piel está cubierta de vello de tipo genital y presenta características particulares que la diferencian de la que cubre al resto del organismo.

En el escroto pueden presentarse diferentes enfermedades de piel, las más frecuentes pueden ser virales (verrugas vulgares, condilomas acuminados, moluscos contagiosos); lesiones quísticas como los quistes pilares y enfermedades por hongos como la candidiasis.

Podemos encontrar, en menor frecuencia, lesiones descamativas similares a la caspa y dermatitis de contacto.

Las verrugas del escroto son lesiones virales de fácil contagio por las relaciones sexuales, por lo que la pareja debe acudir a su médico para su diagnóstico y tratamiento.

Las más frecuentes, las verrugas vulgares y los condilomas acuminados, son lesiones que pueden presentarse con tumoraciones del color de la piel normal de superficie arrugada, algunas diminutas, otras de mayor tamaño y que por la zona húmeda en que se encuentran pueden mostrarse blandas y deben de ser extirpadas.

Los métodos utilizados para la extirpación de estas lesiones o verrugas reaccionan muy bien a los tratamientos disponibles y éstos son:

  • Crioterapia: Extirpación con nitrógeno líquido con muy buenos resultados.
  • Electrofulguración: Extirpación mediante calor local (electrocuagulación).
  • Imiquimo tópico: Medicamento antiviral.
  • Podofilino tópico: Medicamento.
  • Extirpación quirúrgica: Estudio de las células de la piel.
También puedes leer:   ¿Se puede detectar el Virus del Papiloma Humano en hombres?

Todos deben ser aplicados por médicos exclusivamente.

La mejor forma de evitar el contagio de estas lesiones es:

  • Realizar al paciente un examen periódico de la zona.
  • No tener relaciones sexuales mientras estén presentes las verrugas.
  • Aseo riguroso de la zona.

Estas lesiones luego de ser extirpadas se deben enviar a biopsia para confirmar el diagnóstico a través del estudio de las células de la piel. Usualmente son benignas.

Debemos investigar en estos pacientes las enfermedades de HIV, cáncer, infecciones de transmisión sexual (ITS) y las que afectan al sistema inmunológico, es recomendable realizar un examen detallado por un urólogo al paciente para evitar complicaciones posteriores.

Video recomendado:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo en tus redes sociales:​

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp