La boca: “Entrada triunfal”

Puerta abierta - la bocaEs difícil dudar del sentido social y simbólico que la cultura ha otorgado al beso. La carga emotiva que nos provoca hacerlo con nuestros seres queridos, a quienes no besamos de igual manera, porque los rangos de hijos, amigos, padres, parejas y un largo elenco, implican diversos tipos de besos en los que se incluyen hasta aquellos incondicionales y desprovistos de cualquier prejuicio que algunos llegan a darles a sus mascotas.

Sin duda alguna podemos decir que el rey de los besos es el de los amantes. Su carga erótica y pasional es una de las grandes experiencias humanas. Cuando juntamos los labios, intercambiamos saliva y exploramos hasta el último rincón de la boca del otro, se generan violentas reacciones químicas y hormonales en nuestro cuerpo, el cual segrega descargas de neurotransmisores asociados con la pasión, el apego y el deseo de reproducirnos.

También puedes leer:   ¿Qué es la orquitis?

Los acupunturistas afirman que los nervios situados en labios, paladar y garganta están íntimamente relacionados con los genitales. Y, hablando de ellos, David Coleman, creador del concepto de inteligencia emocional, ha afirmado que la semejanza de los labios vaginales con los labios femeninos (parecido que ellas se esfuerzan por acentuar al pintarlos de rojo), son una tentadora y clara invitación a la penetración. El beso es, desde esta perspectiva, otra forma de coito.

[box type=”tick” border=”full” icon=”none”]

Los besos desencadenan reacciones bioquímicas que elevan el deseo:

  • El contacto entre los labios relaja los vasos sanguíneos y acelera el pulso.
  • Las terminaciones nerviosas de los labios envían señales eléctricas que son captadas por la amígdala cerebral (parte del sistema límbico que controla las emociones).
  • El cerebro libera químicos, como la epinefrina y la dopamina, que producen una sensación eufórica.
  • La hormona gonadotropina genera estrógenos y testosterona (hormonas responsables del deseo sexual).
  • En el hombre se intensifica el óxido nitroso que ayuda a producir la erección.
  • El incremento en la presión sanguínea inicia la etapa de excitación en hombres y mujeres.
También puedes leer:   La circuncisión: ¿Me quito el sombrero?

[/box]

Boca abierta - la boca

La boca

En la anatomía humana es el orificio por donde el aire y los alimentos entran al cuerpo. Se comunica con el exterior a través de los labios y hacia atrás con la faringe. Sus límites están definidos por los labios, las mejillas, los paladares duro y blando y la glotis (área de la laringe). Se divide en dos secciones: el vestíbulo, que es la zona entre las mejillas y los dientes, y la cavidad oral propiamente dicha. Esta última parte está ocupada principalmente por la lengua.

PULSA AQUÍ para ver las partes de la boca.

 

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *