Relaciones por internet

Corazones con arrobaEstamos en la era de la comunicación digital, del Internet, de la globalización, de vivir en lo que se ha dado por llamar “la aldea global”, donde todos andamos con artefactos modernos como los famosos BB y los iPhones, laptops, iPads, y todo tipo de dispositivos móviles.

Como resultado del tiempo, las relaciones humanas también van cambiando y ajustándose a las normas que dicta la modernidad. Ahora, el contacto a través de pantallas, redes sociales y satélites nos sirven para aprender, estudiar, comunicarnos, enamorarnos y mentirnos.

Tenemos una crisis de comunicación porque los encuentros de nuevo tipo están trayendo mentiras sobre la edad, el físico, la posición económica, la profesión, el estado civil; nos podemos retratar de manera ficticia para buscar ganancias de tipo personal, como la sexual.

Cada tiempo trajo sus encantos y sus desencantos. La pareja se citaba a ciegas por cartas y decían que iban vestidos de tal o cual forma sin ser cierto, solo para poder identificar de lejos si la pareja citada les atraía. Eso es normal. Lo riesgoso está en resultados que ya tienen estadísticas nocivas como daños, secuestros y hasta muertes.

También puedes leer:   3847. Mi novio antes quería tener relaciones conmigo y yo le decía que no porque me gustaría guardarme hasta el matrimonio.Pero, ya por el tiempo que...

Los tiempos cambian, y en esos cambios aparecen nuevos indicadores que dejan atrás el pasado. La tecnología es una de ellas; lo que con nuestros abuelos se dijo en serenatas, en la siguiente se dijo en poesía y cartas de amor, y las actuales lo dicen por “correo electrónico”.

Hay un nuevo reto generacional, el de enfrentar con verdades las nuevas relaciones digitales. Hay buenos resultados en muchos casos. Parejas que se han conocido por internet y hoy son excelentes matrimonios o noviazgos; pero como todo, hay malos resultados, ya que el medio es propicio para el engaño y la búsqueda de beneficios personales no siempre sanos.

Tenemos resultados positivos de amistad por Internet, de solidaridad cuando pedimos a un desconocido informaciones valiosas para nosotros. Las tragedias naturales como terremotos y ciclones han salvado vidas o ayudado a encontrar personas perdidas, y esto lo han hecho o facilitado desconocidos. Todas las reglas tienen sus excepciones, y evidentemente lo único que no podrá salvar la tecnología es la expresión sensible de amar. Por vía de Internet podemos decirle al otro u otra cuánto le queremos, pero no podemos abrazarla, decirle la falta que nos hace, pero no podemos besarle.

También puedes leer:   Autonomía financiera

[box type=”tick” border=”full” icon=”none”]

La base fundamental de cualquier tipo de relación entre seres humanos ha estado basada en la presencialidad. El vernos la cara. Cuando nos relacionamos físicamente con una persona, nos vemos, sabemos cómo somos, cómo hablamos, cómo pensamos; podemos intuir sobre la personalidad del otro o la otra, sospechamos si nos están hablando la verdad o no. El sentimiento necesita de corporalidad, del toque, de lo sensitivo, de manera que el tiempo que se nos presenta requiere de que cada cosa ocupe su lugar y que ninguno sustituya al otro.

[/box]

Estamos viviendo una transición de un modelo social a otro, un paso de lo artesanal, visual, personal, a la comodidad de lo tecnológico, con sus implicaciones. Llegará el momento en que todo esto se asentará y se normalizará, para poder hacer un uso positivo de estas novedades.

Cada generación tuvo sus retos y su modernidad. Esta es la de los nuevos y también les corresponde buscar resultados buenos. Es la era de las relaciones por Internet y no podemos satanizarlas por los malos resultados conocidos, sino más bien construir los nuevos elementos que la santifiquen (si vale la palabra), que sirva para reunir personas, hacer amistades, poner valores humanos a la tecnología, como en el caso de la solidaridad, poner afecto a las relaciones para poder llegar al encuentro físico de la persona conocida con valores buenos, con intenciones sanas, con deseos de encontrarnos con el otro u otra.

También puedes leer:   ¿Cómo proteger a nuestros hijos de la pornografía en internet?

Estamos en un mundo nuevo y en una etapa de transición. Este es el reto de la modernidad y de la juventud moderna, crear un nuevo modelo relacional que utiliza la tecnología pero no se deja gobernar por ella. El reto está en hacer que la tecnología se humanice a través de valores y que el amor se conjugue como siempre se ha hecho: buscando la verdad para unir los corazones.

Artículos recomendados:

Encuesta:

[poll id=”47″]

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

1 comentario en “Relaciones por internet”

  1. Este medio como lo han dicho mucho, que es malo o que trae muchas inseguridades muchos peligros no me a parecido ami ,ya que si ,es verdad uno conoce mucha gente pero cuando encontré la persona de la que hoy puedo decir estoy enamorada puedo decir que si es posible el esta al otro lado del mundo yo soy una mujer común y corriente de extracto bajo de mi ciudad y el es un hombre normal de la suya hasta ahora las cosas van bien el me llama todo el día nos vemos casi todas las noches conoce mis hijos y los respeta habla con ellos el me dice que viene para casarse con migo también a hablado con mi madre (cosas es a sido un poco complicado ya que ella dice que es peligroso y en eso a sido un poco maluca la cosa) yo lo espero aunque no lo e llegado a besar lo siento como si siempre hubiera estado junto ami. no se como terminaran las cosas yo espero que bien que si funcione y que el siempre sea como se me mostró.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *